miércoles, 27 de julio de 2016

DE ESTAMBUL A ANKARA A GOLPE DE BIELA



15/07/2016 Dia 81 (Estambul - Bursa)

He pasado estos días en Estambul algo rallado, pensando en la ruta a tomar para llegar a Ankara. Le he dado mil vueltas y justamente ayer a la noche, hablando con unos y otros se me ha presentado una solución buenísima. Uno del hostel donde he estado en Estambul tiene un amigo en Bursa donde podría quedarme en su casa. Si voy a Bursa, tengo que coger un barco que me quitaría todo el tráfico para salir de Estambul. No me quitaría casi ningún kilometro pero esta ruta hacia Ankara es aparentemente más interesante y llevadera así que...todo dicho!

Decidí coger el barco de las 8 de la mañana pero…. Justo la noche anterior conozco a Igor y Carolina, un asturiano y una polaca que viajan en autostop desde Armenia. Comenzamos a charlar y nos dan las 5 de la mañana. Qué peligro estos asturianos! Les sacas de la sidra y te lían con lo que encuentren… Así que al final tomo el barco de las 12. Horario británico, eso sí, a en punto!!

La salida en barco desde Estambul es preciosa y en dos horas (que voy dormido, y sospecho que roncando) estoy en Mudanya, pueblo costero a 35km de Gorukle, donde he quedado con Cemil. A las 6 estoy allí y me encuentro con él. Un chaval majísimo. Vamos a su casa, dejo la bici y salimos a cenar algo. Luego una vuelta por la ciudad y nos vamos a tomar unas cervecitas a una terraza con sus amigos. 

Un par de horas después, comienzan a llegarles a través de las redes sociales noticias sobre el ya conocido intento Golpe de Estado. Noticias confusas, extrañeza, caras raras. Yo no entiendo lo que pasa, creo que son maniobras militares y cuando me dicen que mañana lo tendré complicado para continuar mi viaje les digo que no, que voy a seguir, que a nadie se va a meter con un tio en bici. Media hora mas tarde todo el mundo está frente a las teles que retransmiten lo que sucede en Ankara y Estambul. Me dicen que me piense bien lo de seguir mi viaje. No soy muy consciente de lo que pasa y no es hasta que volvemos a casa, que vemos los últimos acontecimientos y leo las noticias, que me percato del marrón en el que puedo estar metido. Cemil me dice que me puedo quedar en su casa el tiempo que necesite y le digo que al día siguiente tomo una decisión según vayan las cosas. 

16/07/2016 Dia 82 (Descanso en Gorukle)

No puedo dormir del tirón así que durante la noche voy mirando las noticias e  informándome de los últimos avances. A las 10 ya se da por hecho que el intento de golpe de estado ha sido anulado con la ayuda de la población, que ha salido a las calles a enfrentarse a los golpistas. Con dos narices. Pero no deja de extrañarme. La mayoría de la gente con la que he hablado son contrarios a Erdogan, pero ya me han advertido que hay dos turquías, cincuenta por ciento. Una más conservadora, religiosa, tradicional que le apoya y otra más cosmopolita, formada y crítica que le rechaza. Estos últimos se habrán quedado en casa a ver qué pasaba, pero los primeros han achantado a los militares ellos solos.


Igualmente decido quedarme un día en Gorukle para ver como sigue desarrollándose todo. Vamos a visitar Bursa, ciudad cercana con casi 3 millones de habitantes. Es una ciudad preciosa con una mezquita impresionante. Paseamos por su bazar y subimos al castillo desde el que se contempla toda la ciudad. Antes de regresar a Gorukle nos cruzamos con una manifestación de partidarios de Erdogan que cantan y apoyan a su líder. No nos queremos meter mucho en el meollo así que después de subirme al escenario, contarles un par de anécdotas de mi viaje y explicarles mi idea sobre los derechos humanos, nos vamos a casa nuevamente. Vale, tal vez no ha sido exactamente así, pero lo hubiese hecho tannn a gusto...

En casa, toca tarde de películas, música y hasta hago una tortilla de patata. A la noche, preparo todo para proseguir mi viaje al día siguiente. Estoy muy tranquilo, realmente sé que no va a pasarme nada pero igualmente no puedo evitar no dormir muy bien esa noche. 

17/07/2016 Dia 83 (Bursa - Bozuyuk)

Hoy sí que sí, vuelvo a lomos de Polaris. A las 7 estoy ya sobre el Brooks y comienzo el día adelantando kilómetros con una temperatura buenísima. Todo está tranquilo pero hoy, el estar pedaleando, adquiere un sentido especial.

Tres horas después me estoy asando como el cordero pinchado del kebap. Paro a comer algo y se me acercan un par de tios. Un rato después estoy con ellos y 4 más, entre ellos dos policias, que me invitan a helados, galletas, agua,… y pasamos un rato con las palabras que chapurreo en turco.  Se convierte en la tónica del día que todo el mundo me mire extrañado pero me saluden simpáticamente. Cuando unas horas más tarde paro para comer, lo mismo. Se me acercan un grupo de gente con la que compartimos la comida. Parezco una atracción de feria. 

El camino se complica. Más de 40 grados y un puerto que me revienta. Cuando llego a Bozuyuk estoy destrozado. Creo que es el día que más cansado he terminado. Han sido 126 kilometros y han pasado factura. Pregunto en el pueblo por el hostel más barato y después de ir aqui y alli, allá y aquí, regateo en uno por un buen precio. Ceno algo y desfallezco. No doy para más. De fondo, a la noche, como si fuese un sueño, gritos y cánticos que llegan desde la plaza.

18/07/2016 Dia 84 (Bozuyuk - Eskisehir)

Hoy decido hacer una etapa corta. 50 km hasta Eskisehir que me ha dicho mucha gente que es una ciudad moderna, juvenil, muy interesante. 

A las 9 emprendo el viaje y para las 12 estoy en la ciudad. De camino me encuentro a dos abuelos (72 años cada uno) que están arreglando un pinchazo en su bici. Me paro y venimos juntos a Eskisehir. Al llegar me invitan a unos tes, llaman por teléfono a unos amigos para que vengan a conocerme. Disfrutamos de parte de la mañana juntos y finalmente me despido de ellos y busco un lugar donde dejar las cosas. Luego doy un paseo por la ciudad. 

Muy interesante pero me encuentro cansadísimo. Bostezo a cada rato y me siento muy bajo de energía. A la noche conozco a una pareja de suizos que viajan en bici desde Suiza hasta Georgia. Pasamos un par de horas compartiendo anécdotas y nos reímos muchísimo viendo que los miedos, alegrias y experiencias de nuestros viajes son muy parecidas. Una pareja maravillosa. 

19/07/2016 Dia 85 (Eskisehir - Polatli)

A las 7 estoy pedaleando y disfrutando de mis horas preferidas del día. Hoy el camino es llanito así que avanzo a toda pastilla. Para cuando paro a comer ya he recorrido 100kilometros así que decido llegar hasta Polatli.  

Cuando llego a Polatli, 151 km después, estoy un poco cansado, por decir algo. Pregunto en un par de sitios si puedo poner la tienda pero en ambos me dicen que no, por uno u otro motivo. Tal vez no he preguntado a la gente correcta o de la forma correcta. El caso es que son las 8 y no sé aún dónde sobar. Es mi última noche antes de llegar a Ankara y me hago el flojo… Busco de nuevo un hostal económico, lo que me lleva un buen rato dando vueltas y un regateo puro y duro turco (que acaba ganando el tipo del hostel con una jugarreta sucia) y ahí me quedo a pasar la noche. 

Nuevamente me toca pasar la noche escuchando megáfonos con proclamas y vítores hacia el gobierno. La gente ocupa las plazas, miles de banderas rojas ondeando y gente gritando exaltada. Al final se convierte todo en una nana que me hacen dormirme y soñar… 





20/07/2016 Dia 86 (Polatli - Ankara)

Me levanto tranquilamente ya que solo me quedan 75km para llegar a Ankara y no quiero tomarmelo con prisas. Desayuno en el hostel y para las 10 emprendo mi último día de viaje. 

Las emociones se agolpan e intento no pensar demasiado. Solo sentir, respirar, mirar lo que me rodea, fundirme con Polaris en un pedaleo constante. Lo que he venido haciendo estos casi 3 últimos meses. 30 km antes de llegar paro a comer algo y ahora sí que sí siento que llego al final.

La llegada a Ankara es cuesta abajo durante 20 km o así. Un lujazo poder llegar sin tener que sudar la gota gorda. Es una ciudad caótica y con mucho tráfico, pero me parece un juego de niños comparado con Estanbul. 

Para cuando me doy cuenta, estoy en el hostel que había reservado hacía días. Foto para el recuerdo y a darme una ducha, que quiero ir a comer y a dar una vuelta en la que ha sido la ciudad de mis sueños durante hace casi un año, cuando empecé a organizar esta aventura.

Salgo a dar un paseo y tras comer un Iskender, me doy una vuelta.Veo una bandera turca tras una alambrada y saco una foto. Grrrr ERROR. 5 minutos más tarde paran dos furgonetas de las que salen 3 tipos armados. Me paran, me empotran contra la pared, me cachean y me gritan que le enseñe las fotos de mi movil. Se las enseño y me preguntan por qué esa foto, me dicen que es una base militar y que está prohibido hacer fotos, aunque yo no he visto ni un cartel que lo avise. Me llevan a un cuarto, me hacen esperar media hora, me hacen borrar la foto. Como no tengo conmigo el pasaporte, me acompañan al hostel a por él. Le asedian a preguntas sobre mí al dueño, que me mira con cara de "con la pinta de calmado que tenía el chaval...", me piden una vez más todos mis datos y al fin se van, eso sí, despidiéndose muy amablemente.

Me he quedado con un poco mal cuerpo pero aún así salgo a dar una vuelta y tomar algo. Vuelvo al hostel y me voy a dormir. Hoy al menos, no me toca ninguna plaza cerca desde la que me lleguen sus cánticos. Suficiente canción me han dado por hoy...



21 y 22/07/2016 Dias 87 y 88 (Ankara – Aeropuerto Esenboga - Santurtzi)

Me levanto sin prisas y dedico la mañana a ver la ruta para ir hasta el autobús, desayunar tranquilamente y encontrar una caja para poder guardar la bici a la hora de facturarla. Después de dar unas vueltas llego a una tienda de bicis donde me atienden dos tipos fantásticos. Solucionado el tema caja, y además me invitan a un té y a comer. AL fin pruebo las berenjenas rellenas turcas y el yogurt que toman de postre con pepino. Nos despedimos hasta Marzo del año que viene, que si todo va según lo planeado, estaré nuevamente en Ankara comenzando la segunda etapa del viaje. 

Voy al hostel, preparo a Polaris (ahora con tanto cartón encima parecemos cualquier cosa) y vamos a la estación de buses (primer viaje en bici de mi chiquitina). Una hora más tarde llegamos al aeropuerto de Esenboga. Son las 5 de la tarde y lo primero que hago es comenzar a desmontar a Polaris. Finalmente entra en la caja. Eureka.
Conozco a Cumak con el que paso las horas charlando, tomando cay, paseando,... hasta que me preparo para hacer el check in y facturar las maletas. Ha habido suerte y no me cobran nada por la bici. Eureka!

Vuelo de Ankara a Estambul. Escala de 4 horas y desde Estambul hasta Bilbao.

Mientras recojo las alforjas y veo llegar en la cinta de equipajes a Polaris, recuerdo el primer dia del viaje. La despedida en el puerto, mis expectativas e ilusiones,los miedos, los primeros kilometros,... Los meses han pasado rápidamente, parece mentira que ya esté de vuelta, pero han sido tantas las experiencias disfrutadas, los caminos recorridos, las personas con las que compartí un pedazo de vida, que solo me queda cerrar los ojos  sonreir. Y guardarme para siempre todo lo que aprendí al compartir mi viaje con ell@s. Un agradecimiento profundo hacia la vida llena ya mi mirada.

Ahora toca descansar, comer bien, recuperarme y cambiar la rutina. Amoldarme a la vida de una cama con patas que no andan. Y es también hora de hacer balance. Dejaré pasar unos días para asimilar todas las experiencias vividas y hacer una evaluación de esta primera etapa. Os mantendré informad@s de mi adaptación al medio, la supervivencia de mis sueños,  lo recaudado para la escuela de Gorkha, y los preparativos para la segunda etapa del viaje (Ankara- Nepal) que reanudaré en Marzo del 2017. 


jueves, 14 de julio de 2016

MERHABA TURQUIA


Semana muy dura de viaje. Muchos kilometros, calor y algún día de bajón emocional, pero sigo avanzando, con un objetivo en mente, Ankara y otro en el corazón, Nepal. No es tiempo para melancolías sino para dar pedales. Aprieta los dientes Gergori y disfruta del camino que esto es irrepetible.


04/07/2016 Dia 70 (Descanso en Tesalónica)

Mañana para romper la cama. Al final ayer hubo liadita. Nos juntamos un buen grupete. Las dos suizas, un finlandes, un tunecino y aquí el menda lerenda y nos piramos al festival reggae. A las 11 llegamos  y nos fuimos los últimos, tipo 6. Parecía que no teníamos casa y en realidad, así era. Hubo buena música, bastante gente, bebercio y mucho baile descontrolado. Llevaba tiempo necesitando una de estas y vale, ahora toca descansar.

La tarde la dedico a conocer la ciudad, no mucho la verdad, más bien tomar algo fresquito que hace muucho calor y no hay quien pare en las calles. En el hostal nos reunimos los que quedamos vivos, cenamos y a la cama. 

05/07/2016 Dia 71 (Tesalónica - Orfanio)

Amanezco pronto, preparo todo y desayuno. Me retraso un buen rato buscando la llave del candado de la bici. Tengo que deshacer todo de nuevo y finalmente aparece, cuando ya me mascaba la tragedia. Y es que ya me dijo mi aita, que con mi cabeza, me trajese una copia de la llave. Y así hice, pero una de ellas ya se perdió quién sabe dónde...

Para comenzar el día, ascensión de 700 metritos. A partir de ahí, llanear y silbar. O casi. Me zampo unos bureks, espero a que pase una lluvia de verano mientras hablo con el dependiente que quiere ir a Barcelona este verano. Yo le vendo Santurtzi la mar de bien pero no sé si colará. Sigo adelante. Vuelve a llover. Kilómetros junto a lagos preciosos. Llego nuevamente al mar Egeo. Unas horas más tarde, paro en una playa de Orfanio. 

Estoy cansado, así que me doy un baño. Tomo el sol. leo y comienzo a buscar un sitio para dormir. Al final decido que duermo en la playa. Ceno, y cuando se empieza a ir todo el mundo y se hace de noche, saco la esterilla y el saco y a dormir. Nuevamente los mosquitos. Decido poner la tienda, solo la mosquitera y hoy sí duermo como un campeón..   



06/07/2016 Dia 72 (Orfanio - Petrochori)

Me despierta un perro justo cuando amanece. Me levanto, recojo, desayuno algo  y entablo conversación con Pelambres, que sigue a mi lado y que me acompañará los primeros kilómetros del día.

Emprendo el camino bordeando la costa. El viento está en mi contra desde que salí de Tesalónica (y así estará hasta llegar a Estambul) y a ratos agobia ver que no avanzas tan rápido como quisiese. Me entretengo cantando, pensando en los planes que haré a la vuelta en casa, con la familia, los amigos. Quiero disfrutar de estos días pedaleando pero poco a poco empieza a ser inevitable pensar que pronto estaré de vuelta. 

A las 7 llego a Petrochori, pueblito cerca de Xanthi. En el parque del pueblo me cambiome hago la cena ante la mirada de sus paisanos. Cuando termino se me acercan dos hombres, un Kazajo y un Georgiano, que no hablan ni papa de ingles, solo ruso y algo de Griego, pero aún así les explico qué hago ahí. Inmediatamente me invitan a seguirles y me llevan a casa del primero de ellos. O más bien a la huerta donde vive. Me invita a café, a lavarme los pies, a cenar. Me habla de cuando fue soldado para la CCCP. Lleva tatuado en la mano el símbolo comunista que le permitió, durante un tiempo, acceder a diferentes lugares sin tener que enseñar papeles. Luchó en Ucrania y hoy día, con Parkinson y sin trabajo, vive como puede. Me enseña las fotos de cuando era niño, de sus padres llevados a campos de exterminio,… A la noche vienen sus amigos, también Kazajos y cada uno trae algo para mí (tabaco, dulces,..). Pasamos las horas riendonos entre gestos y trucos de magia. Cómo agradecerles todo esto? Nunca podré pero lo bonito es que era desinteresado y ahí queda eso para siempre. Gente que seguramente nunca vuelvas a ver y de la que siempre te acordarás. Pelos de punta.

07/07/2016 Dia 73 (Petrochori - Makri)

A las 6 arriba y Lambi (apodo del Kazajo) ya me tiene preparado el café. Tras abrazos y señas de agradecimiento retomo el viaje. Una parte de mí se queda en este pueblo al que el azar me hizo llegar ayer.

Pedaleo toda la mañana, junto a plantaciones de tabaco, bajo un sol que abrasa. En Komotini, un señor me para y me invita a tomar un refresco. Tampoco habla ingles ni yo griego, así que más mímicas que nunca. Gracioso. 

El día es algo monótono hasta que llego a una zona montañosa que me recuerda lo que eran los cambios de piñones. A las 7 llego a Makri, un pueblo sobre un alto junto al mar. Por él pasa la antigua calzada romana que unía Roma y Constantinopla y dondese encuentra la cueva del Cíclope. No de Polifemo, pero sí de uno de ellos. Paso la noche ahí, con el horizonte abierto como hermano. 

08/07/2016 Dia 74 (Makri - Alexandroupoli)

A las 7 estoy en la bici y he decidido que hoy me quedo en Alexandroupoli descansando. Encuentro un camping barato junto a la playa y a las 10 tengo el campamento instalado. Me doy un baño y me quedo dormido un buen rato. Han sido días largos, duros, con mucho calor y sin dormir muchas horas. Necesitaba este relax tanto….

Estoy en la playa hasta que me entra el hambre. Me voy al pueblo caminando. Allí como, paseo, disfruto de las vistas hacia el mar.

A la vuelta en el camping conozco a Gorges (o algo así), un hombre que vive desde hace meses en una tienda en el camping. Somos vecinos y charlamos toda la tarde. Una historia muy dura en sus espaldas. Alcohólico y sin familia. Ahora con una parálisis en sus brazos no puede trabajar. Intento que pase una tarde amena, y hasta la noche estamos juntos. Cuando oscurece, tiempo para las estrellas. Hoy está el cielo espectacular. Me siento el hombre más afortunado del planeta aunque estos días, a ratos, he tenido algún bajón anímico, fantasmas y Cíclopes que salen de la oscura caverna de mi cabeza.
 
09/07/2016 Dia 75 (Alexandroupoli - Karmala)

Para las 7 estoy terminando de desayunar en la playa y poniendo rumbo a Turquía- No me lo creo!!
A las 11 estoy en la frontera y tras pagar la visa y pasar un par de controles cruzo a Turquia. Llego a Ipsala, como algo y sigo el viaje. Aquí no hay camino llano. O subes o bajas pero olvídate de llanear. 

 

Cruzo Kesan y llego a Malkara. Comienzo a buscar donde dormir pero mis primeros intentos son fallidos. O no se muestran muy hospitalarios o no es el sitio adecuado. Llego a un pueblito cerca de Malkara donde les pregunto a unos chicos y me llevan a un bar que tiene jardín, al grito de Turist, turist! Es un pueblo de gente mayor, de pueblo, con sus tractores, su bar de reunión y su mezquita. Paso las horas con ellosmientras uno tras otro me invita a un té. Al final la teína va a acabar conmigo así que me cambio al agua. Nadie habla inglés y yo tampoco turco, así que pronto ….cri cri….. Igualmente estoy a gusto viendoles relacionarse, pasar las horas, ver llegar la noche.

Antes de que se vayan todos del bar (mañana es domingo y parece que no tienen prisa) pongo la tienda y me meto a dormir. La mezquita hace la llamada antes del amaneceer, sobre las 5, y para las 6 yo ya estoy arriba. 

10/07/2016 Dia 76 (karmala - Marmaraereglisi)

Día duro por el intenso tráfico. Acaba un puente y mucha gente regresa a Estambul. Sufro el primer pinchazo del viaje. En la rueda trasera. Ya creía que me iba a volver de rositas. Paro junto a una tiendita y cuando estoy en plena faena se me acerca el de la tienda que me invita a tomar algo, luego sus amigos… al final hacemos un grupete muy entretenido. Si llego a saber  lo divertido que iba  a ser, pincho antes. 

De vuelta a la carretera. A media tarde llego a Marmaraeglisi. Encuetro un sitio donde puedo acampar. No es un camping pero me dejan poner la tienda a la noche asi que aprovecho para darme un baño en el Mar de Marmara, comer algo y caer en pensamientos y recuerdos.

11/07/2016 Dia 77 (Marmaraereglisi - Estambul)

Muy pronto estoy de camino. No quiero llegar tarde a Estanbul. El tráfico se empieza a complicar poco a poco y llega un momento que me encuentro metido en pleno caos. Sin duda alguna, lo más peligroso de todo el viaje. Se trata de una ciudad de 15millones de habitantes y que no están muy acostumbrados a las bicis. Aún así no tengo ningún susto serio con nadie y llego al Hub hostel que tengo reservado bastante antes de lo esperado, eso sí, con un dolor en la espalda tremendo. Sin duda alguna por la tensión de las ultimas 4 horas. 

Me ducho, como, descanso y no doy para más.

12, 13, 14/07/2016 Dias 78,79 Y 80 (Descanso en Estambul)

No consigo dormir hasta muy tarde así que pronto estoy en la calle. La comida en Turquia es espectacular y disfruto como un niño pequeño. Me cojo el tren hasta Sultanahmed, donde llego a la Mezquita azul. Me deja sin palabras y me quedo en ella un par de horas simplemente sentado en su patio, viendo a la gente pasar. 

Me dirijo al Gran Bazar, y al bazar de las especies. Imposible no perderse entre sus pasadizos. Llego al mar y vuelvo andando hasta Besiktas. Algo más de una hora que me sitúan en la ciudad. Hago unas compras y planeo qué quiero visitar mañana.


Me encanta la mezcla de gente, culturas, colores y olores de la ciudad. Y aún así, todo el mundo habla de lo mucho que ha bajado el turismo este año. Es un país de mayoría musulmana pero toda la gente joven que me estoy encontrando no son practicantes y hablan de las religiones con poco agrado. Aún así, cuando paseas junto a las mezquitas y te embulles en las 5 llamadas diarias al rezo no puedes evitar sentirte de lleno en un país musulmán.

Los dos siguientes días los dedico a conocer  Hagia Sofia, taksim, Topkapi palace,... Probar toda la comida que puedo,conocer a un montón de turcos con los que comparto habitación y tomarme tiempo también para descansar y disfrutar del alma de Istanbul. Sé que volveré a esta ciudad, es sólo cuetión de tiempo y proyectos.

 
Y bueno, mañana reemprendo el viaje camino a Ankara. Mañana cruzo a Asia y otra historia comienza. Realmente la idea en esta primera etapa era llegar a Estambul y dejar para el año que viene Asia, pero creí interesante recorrer durante unos días este continente e ir viendo lo que se cocía en él de cara al año que viene. Serán casi 500 km que tienen pinta de bastante duros con unos cuantos puertos de cuidado entre medias y mucho calor. Intentaré madrugar y rodar a horas frescas. Y la recompensa no podría ser mejor, así que motivación no me va a faltar.
La próxima entrada del blog espero hacerla desde Ankara, así que tened buena semana y os escribo e unos días desde Asia.

Hoscakalin (adios)

namaste

domingo, 3 de julio de 2016

AMANECERES DE ALBANIA, MACEDONIA Y GRECIA

Aquí estoy de nuevo!! Sí, la semana pasada os dejé sin noticias,muy mal,  pero hoy os pongo al día de todo lo vivido estas dos semanas. La semana pasada la disfruté en muy buena compañía y realmente no quería perder ni un segundo aislándome delante del odenador. Y en los días posteriores no fue fácil conseguir wiffi! A ver si la espera vale la pena!!


20/06/2016 Dia 58 (Descanso en Dubrovnik)


Ayer dediqué el día a ver los lugares más representativos de Dubrovnik así que hoy me tomo mi tiempo para pasear fuera de sus murallas, contemplar la ciudad desde sus alrededores y visitar los castillos que la acompañan, dedicar gran parte de la mañana a tumbarme a la bartola junto al mar. Me doy unos cuantos bañitos, con las vistas de su puerto, su muralla, los ferrys que vienen y van
A la tarde regreso al camping y me hago una cena de capitán general.Después del ágape, me voy a la playa junto al camping. Está anocheciendo y la luna casi llena me tiene entretenido un par de horas. Nada más que ella. Y el todo que nos une.




21/06/2016 Dia 59 (Dubrovnik - Kotor)
Descanso espléndidamente, me levanto temprano y tras un buen desayuno, adelante con el viaje. La costa croata se mantiene fiel a sus señas de identidad y el sube y baja contínuo me acompaña desde que me reuno con Polaris. Ahora en cambio, después de pasar una semana en Bosnia, no me parece tan agotadora. Tal vez sea el descanso de ayer en Dubrovnik o que tengo el día más espléndido o que estoy más en forma que semanas atrás, pero voy sortenado los diferentes desniveles a buen ritmo. Me pongo musiquita y disfruto el camino, escuchando temas que hacia tiempo no disfrutaba y que le dan un color especial a los paisajes con los que me cruzo. Algunas canciones adquieren una dimensión especial, y con un par de ellas se me pone la carne de gallina. Pedaleo en otra dimensión, absorto en mis emociones y sensaciones.


Cruzo la frontera y entro a Montenegro. Voy avanzando y el paisaje se transforma. El mar infinito da paso a una bahía que se asienta bajo montañas espectaculares. La carretera transcurre junto a su orilla y se distingue a lo lejos Kotor, mi destino. Llego a las 3 y me encuentro con un pueblo medieval precioso. El camping está a 7 km y creo que no es una buena idea irme hasta allí.  Encuentro una oferta en una habitación compartida y allí me voy. Ducha, charleta con gente del hostel que me cuenta varias historias de pueblo y salgo a conocerlo. Lo más curioso es la visita a la muralla que rodea el pueblo y a la que llego tras subir más de 1600 escalones. Esta muralla la construyeron para defenderse de los godos sobre el año 500 d.c pero a lo largo de los años se vio superada en numerosas ocasiones.
Al bajar nuevamente al pueblo, paseo por sus calles y me tomo algo con sus nativos, mientras intento practicar las palabras que conozco en su idioma. Pronto cambiamos al inglés porque les veo bostezar….
Una vez en el hostel la cama es una recompensa de campeonato.

22/06/2016 Dia 60 (kotor – Ada Bojana)

Mientras desayuno charlo con la recepcionista, que me recomienda ir a una playa un tanto alejada de la costa de Montenegro.Parece buen plan. Conozco a Naima y Guillermo, dos brasileños encantadores con los que me paso un buen rato hablando. Me da pereza salir pero a eso de las 10.30 decido marcharme. Hay 33 grados en la sombra y mientras pedaleo parece que son 333.
El día se me hace terrible. Tal vez el más duro desde que salí de casa. Los puertos se me hacen interminables y una vez arriba, para arriba otra vez, y luego abajo y arriba. Y de nuevo hacia arriba. Ohh una bajada. Pues después ya sabes lo que te espera.. El calor aprieta como nunca y estoy hasta la narices. Me pongo musiquita, a ver si así me alegro algo, pero uffff…. Qué duro.
A eso de las 6 llego a un cruce donde debo pensar si tomar rumbo a Albania o desviarme a la playa recomendada. A la playa que me voy. Total, son 20 km de nada… Para las 7.30 llego a la playa, destrozado después de más  de 100 kilometros montenegrinos. Y qué os voy a decir? Pues una playa, sin más. Tal vez sea que tengo el día cruzado, el morro carcomido, el entrecejo arrugado,… pero no me creo que me haya desviado para esto. Bueno, me doy un baño y bajo el hinchazón emocional. Veo que está prohibido acampar bajo sanción así que ceno algo y espero a que todo pichichi avandone la playa para tumbarme en mi esterilla, taparme con el saco  y pasar el rato mientras intento dormirme. Espera que me rio…JA JA y JAAAAAAAAA Mosquitos cabrones que se me pegan a las manos, a las orejas, a la calva.  Hago la de Darwin y me convierto en buho. BUUU buuu BUUUUU Toda la noche despierto.

23/06/2016 Dia 61 (Ada Bojana- Shkroder)

A las 5 de la mañana estoy ya en la bici, dirección Albania, deshaciendo los kilómetros de ayer. Es un lujo pedalear a estas horas. El ambiente es único y las sensaciones totalmente diferentes. Estoy contento y estoy seguro que se presenta un gran día. Es la hora de los perros callejeros así que también me entretengo con ellos. Ningún susto. Solamente algún ladrido por mi parte.

Llego a la frontera con Albania a las 8 y el de la aduana me da mucha bola. 
Nada más cruzar la frontera, noto un cambio mayor que al cruzar otros países. Cuando llego a Shkroder todo se acentúa mucho más. Un pequeño caos de motos, coches, bicis (manejadas por gente mayor, lo que me encanta). Parece no haber reglas ni en los cruces ni en las prioridades, pero claro que las hay. Puestos callejeros, un país laico (no de boquilla,sino de vedad!), y me gusta lo que veo. Si llego aquí la primera semana de viaje, tal vez no lo hubiese disfrutado tanto, pero ya siento mi culo tísico con más callo y disfruto la entrada a la ciudad
.
El camping al que me dirijo y que me ha recomendado Melita, mi amiga de Santurtzi, está un poco alejado de la ciudad pero hoy sí que merece la pena hacer unos kilómetros de más. Se trata de un camping de 5 estrellas, económico a tope, y que es un auténtico PARAÍSO. Junto a un lago….ohhhhh….. ya me dejarán entrar???

Paso la prueba. Recibo un mensaje de Melita diciendo que viene a verme desde Tirana con su familia. Toma ya!!! Me duermo un par de horas y a las 3, nos reencontramos! Es muy especial volver a encontrarme con ella, y en Albania! Parece que fue ayer cuando el día de mi despedida  hablábamos de este momento y yo no estaba del todo seguro que fuese a llegar. Y aquí estamos. Conozco a su hija Iva, su hermana preferida (solo tiene una), y a su cuñado preferido. Nos vamos a comer a un sitio de bandera, junto al lago, donde probamos las delicatessen del país y la pesca del lago en salsa y a la teja. Comida para un regimiento,y somos cinco. No sobra nada. Tras la comida, el vino y la charla sobre la historia de Albania, bajamos al lago y chapuzón al canto.
Estoy feliz de estar con gente que me conoce y a la que aprecio. Es un regalo y cuando a la noche nos despedimos en el camping, me alegra saber que en dos días nos reencontraremos de nuevo en Tirana.

24/06/2016 Dia 62 (Descanso En Shkroder)



Día para despertarme. Dormirme de nuevo. Levantarme. Baño. Desayunar. Leer. Baño. Hamaca. Arreglar bici. Baño. Comer. Hamaca. Baño. Siesta. Comer. No hacer nada. Hacerlo todo. Contemplar, escuchar, sentir. Vivir.






25-26-27/06/2016 Días 63,64 y 65 (Shkoder- Tirana y descanso)



Para evitar pedalear con tanto calor madrugo y a las 6.30 ya estoy de camino a Tirana. Me encanta reconocer lugares nuevos junto a Polaris. Marcamos el ritmo que nuestros ánimos acuerdan y contemplamos cómo cambian los paisajes. Aún tratándose de una carretera monótona como la de hoy, se trata de un viaje maravilloso. Quién me iba a decir hace unos años que iba a estar pealeando por Albania?

Llego a Tirana sobre las 13.30 y al de nada aparecen Melita e Iva. Y desde este momento comienza mi paréntesis en Itaka, o más bien en Tirana, que ha pasado aser mi paraíso.. Abrazos, la puerta de una casa, delicias gastronómicas, visitas de altura, albornoces con glamour, risas sin licencias, rutas de helado, catas de queso, masajes de Lin el masajista de la dinastía Pinpanpun, una familia con los brazos abiertos, un pueblito llamado San Jorge, una tormenta de verano, clases de Historia, agricultura y generosidad a cargo de toda una eminencia, escucha, apoyo y mucho amor. 




Los días pasan volando. El Kasatë empata con los helados italianos, y la degustación heladera "De Tirana a Milán" ocupa el primer puesto en cuanto a puesta en escena. Intentamos convencer a Lin para que se venga conmigo en las alforjas, sonrie pero no mueve un pelo. Vamos a la embajada a votar de escaqueo pero una vez dentro no nos lo permiten -casiiiii-. Formamos la Sociedad "L@s delgaduch@s S.A" y rompemos el Ramadán cada cuarto de hora. Me paso 3 días intentando aprender a decir gracias en Albanés...  Me hacen entrega del paquete con productos carnicos que me han enviado mis aitas (medio cerdo en sus diferentes variantes, más o menos)  Podría quedarme el verano entero en estas condiciones y regresar a Santurtzi con 100 kilos de más y la bici de llavero, pero decido que tengo que reemprender el viaje. Además estos días me han servido para contagiarme nuevamente por el espíritu del viaje, observarlo desde otra dimensión y reconocer el sueño que ya estoy cumpliendo. El paréntesis debe cerrarse y reemprender nuevamente las historias del viajero de la delgada figura..

28/06/2016 Día 66 ( Tirana – Pogradec)

Comenzamos el dia desayunando como jabat@s para no romper el ritmo, compras para el viaje y a hacer las alforjas. Me despido de Melita, Iva y pongo rumbo a Pogradec. Un largo día me espera.  
Tengo las mejores indicaciones para salir de la ciudad y en un plis plas estoy en las afueras. De nuevo en la bici, junto a Polaris, descubriendo ahora las calles del corazón de Albania. Han sido días muy especiales y volver al camino es duro pero todo recupera su sentido. El viaje debe continuar por mucha pena que me provoque dejar esta ciudad, asi que aurrera!
Puertito al salir de Tirana que es como un golpecito en las costillas…aufchhh... ¿Y si paro a por un helado?......sigo adelante,bajo hasta Elbassan. Paro para comer un Burek y conozco a Timm. Me invita a tomar un café donde unos amigos. Allá que vamos donde su kuadrilla, unos chavales de unos 25 años, que me reciben encantados. Todo son preguntas, de uno y otro lado, y pasamos un buen rato juntos.

Continuo unas horas llaneando hasta que llego al puertaco de la jornada. Sudando hasta el ultimo trago de agua que di en Santurtzi, llego a su cima y ya sabéis lo que toca. Siiiii bajada a toda pastilla!! Qué bien se me da esto de avanzar sin dar pedales… Llego al lago Ohrid, al que he contemplado durante toda la bajada. El cielo está enladrillado y el sol se cuela por los huecos que el desenladrillador ha dejado. Avanzo junto al lago hasta Pogradec cuando comienza una tormenta de verano. Llego bastante cansado después de 125 kilometros. Pero llego a un hotel recomendación de Melita que me espera con una ducha tonificadora y una cena junto al lago. Es uno de los lagos más antiguos de mundo, junto al Titicaca y algun otro que no recuerdo. Recibe la mayor parte del agua de las grutas subterráneas que le comunican con las decenas de montañas que le rodean y sus aguas son totalmente cristalinas, dicen que por el bajo nivel de fósforo del agua. Allá a lo lejos, en la otra orilla del lago, está Macedonia. Brindo por ella.

29/06/2017 Día 67 (Pogradec – Ohrid)

Duermo hasta las 10. Auuu que a gusto caray!! Preparo todo, desayuno conociendo el pueblo y arranco hacia Ohrid.  El camino trascurre junto al lago, llaneando.
Llego a la frontera con Macedonia.  Unos kilómetros mas adelante conozco a James, americano criado en Grecia que viaja con su bici old fashion carraca,su guitarra y un flautín. Un grande. Compartimos dulces, frutos secos e historietas varias. Me doy un baño en el lago Ohrid. Unas horas mas tarde, cada uno sigue su camino.
Llego a Ohrid, ciudad milenaria con más de 365 iglesias, algunas de ellas con más de 1000 años de antiguedad. La ciudad tiene una zona turística importante ya que reciben muchisima gente durante el verano.

Encuentro un lugar donde dormir barato. Conozco a Eyup,un turco que viaja en moto. Vamos a conocer el pueblo y luego a cenar en el casco antiguo, donde mezquitas e iglesias descansan juntas y aportan color e historia a la ciudad.

30/06/2017 Día 68 (Descanso en Ohrid)

Decido quedarme a conocer Ohrid con Eyup. Es un tio super gracioso con el que hecho unas buenas risas, además de compartir experiencias y aprender las palabras básicas en turco.

A la mañana vamos en moto al monasterio de saint Naun, cuna del cristianismo en la Edad Media. Un viaje de 40km que en moto lo hacemos en un ratillo.

A la vuelta toca dar un paseo, seguir coociendo el pueblo, emprender el campeonato internacional de helados (Lejos de los Italianos o Albaneses), proseguir con el torneo de bureks y disfrutar de las vistas del lago. Sí,muy mala vida...

01/07/2017 Día 69 (Ohrid - Bitola )

Desayuno junto a Eyup y después de preparar la moto y a Polaris nos despedimos. Este mundo está lleno de gente maravillosa y me cabrea muchísimo que nos machaquen tanto con la política del miedo al desconocido, al que piensa o viste diferente, al que huye, al que no es de aquí sino de allá. Ama, ama y ensancha el alma, que diría Chinato!

Rumbo a Bitola cruzo un puerto que lo supero a ritmo entrecortado. Hace mucho calor y me vuelve a molesar algo la nalga izquierda, para más información. Te extraño, Li!!!!!!!!

Después de la bajada y picotear algo en una carretera desierta y sin una mísera sombra, comienzo el segundo y ultimo puerto del dia. Sufro una situación de bastante stress. Un par de avispas avanzan conmigo y no las hago mucho caso pero al rato tengo a casi 20 de ellas rodeandome. Tal vez la bandera reflectante las ha llamado la atención. e meposan en las manos, en los brazos, en la bici. No aguanto y comienzo a quitarmelas pero se ponen mas nerviosas. El puerto es durísimo y voy a paso burra pero con la rallada comienzo a darlo todo para llegar arriba cuanto antes. Cuando creo que algo chungo va a pasar con tanta avispa y tnto movimiento descontrolado sobre la bici, llego a lo alto y comienzo el descenso como si no hubiese mañana. Parece que las dejo atras pero se me queda el al rollo en elcuerpo un ratillo.

Avanzo llaneando (creo que hasta Estambul ya todo será llanear) y llego pronto a Bitola. Como tienen el alfabeto cirílico (Que lo usan en otros muchos países como en Rusia, Serbia,,...y que fue inventado, basándosae en el Alfabeto Griego, por un misionero ortodoxo en el siglo X) me cuesta un ratazo encontrar una dirección que tengo donde poder pasarla noche. Pregunto a la gente y parecen no tener ni idea. Después de casi 2 horas dando vueltas lo encuentro.


Dejo las cosas y me voy a concoer el pueblo, que fundó el mismisimo padre de Alejandro Magno por el siglo III a.c, cómo os quedáis? Hay un par de sitios interesantes que no me da tiempo a visitar ya que el hambre aprieta y me desvío para volver a comer rico y barato. El queso, aquí, como en Albania, es deporte nacional, y pienso que tal vez a la noche pruebe su helado de queso... 




02/07/2017 Día 70 ( Bitola - Edessa ) 

Madrugo, visito el Bazar de la ciudad, desayuno y vulevo a por la bici.
Pronto llego a la frontera con Grecia, y el calor comienza a apretar de lo lindo. Depués de una par de horas rodando por sitios desérticos sin ver absolutamente a nadie, el paisaje comienza a transformarse y volverse más verde. Decido abandonar la carretera nacional y tomar una secundaria, que aunque atraviesa un par de montes, bordea también dos lagos de los que me han hablando maravillas. Pronto me encuentro sudando nuevamente y suspirando... Llego a Kela, un pueblito donde como en su plaza, descanso y leo un poco y me pongo nuevamente en marcha.

Una tormenta coomienza a seguirme. El paisaje es precioso, con los lagos de fondo, y comienzo el descenso. Llego nuevamente a la nacional, con laque tras un par de horas más llego a Edessa, mi destino del día. Son las 6 y tengo que ver donde dormir. No hay camping y los hostales so carísimos así que comienzo a buscar algún parque. Empieza a llover, una tormenta de verano impresionante. Me cobijo en unos bajos y espero. Me acuerdo que en Grecia es una hora más, asi que adelanto el reloj y veo que son ya casi las 9.
Opto por dormir en el bajo de un edificio público pero quiero que se haga de noche. Voy a un bar, pido algo de beber y le pregunto al camarero si es seguro dormir en la calle. Me dice que sin problemas y seme empiezan a juntar muchos de los que están en el bar, interesados por el viaje. Me llevan a un sitio de música tradicional en vivo y estamos hasta las 12 de charleta. Antes de despedirnos me obsequian con fruta que recolectan.

Junto a Polaris me dirijo al sitio que tenía ojeado y alli pongo la esterilla y me meto en el saco. Noche sin sobresaltos.

03/07/2017 Día 71 ( Edessa - Thesalónica ) 

Me despierto a las 6, desayuno la fruta de ayer y a las 7 estoy en marcha. Carretera llana y con el sol recién levantado, en el este, hacia donde me dirijo por una carretera infinita, si una sola curva. Precioso momento rodando solo.

Las horas pasan y para cuando me doy cuenta he hecho casi 80km. Me voy acostumbrando kilometro a kilometro a los perros callejeros. Hay miles en Grecia pero los callejeros no molestan mucho. Suelen tenr pinta de cansados y a veces ni se molestan en ladrarte. Los que te periguen y te ladran solo lo hacen, como las personas, para que les hagas caso. Luego ya está. Son más peligrosos los perros pastores, que cuidan los rebaños, pero ayer solo me topé con uno y estaba el dueño cerca. Lo más importante es no ponerse nervioso, seguir adelante sin gestos bruscos que puedan hacerte caer, y en mi caso,les hablo con tono relajado, para que se tranqulicen, aunue tal vez lo hago para tranquilizarme yo. Me han contado algun truco como tirarles con el bidón de agua algunas gotas a la cara y se quedan extrañados, lo que aprovechas para apretar y alejarte. No sé, por ahora sin problemas. Tengo el palo que uso de pata de cabra de la bici pero ni lo he usado para amedrentar a los canes ni espero usarlo. El otro día mi amgo Zabala me mandó un consejo buenísimo para cuando haces acampada libre y sientes animales fuera. Hinchas unos globos (que previamente tienes que comprar, of course) y los explotas. Huyen pensando que son disparos. Otro truco interesante es que si tienes comida que huele, no meterla en la tienda, sino ponerla en una bolsa y colgarla de una árbol. Así te dejarán en paz.

A lo que íbamos...Estoy cerca de Thesalónica y descanso un poco para ver dónde hospedarme. Tampoco hay camping pero encuentro un hostal económico donde compartir habita. Una hora más tarde estoy en él, conozco a Victoria y Florine, suizas de viaje en bici, y me cuentan que a la noche hay concierto folky reggae en Thesalónica para recaudar fondos paa los refugiados. Me encanta el plan. Antes tengo que escribir estos últimos días en el blog y descansar un poco. Me quedaré dos días aquí, así que sin prisas



Y hasta aquí he llegado. Semanas preciosas que me han hecho sonreir y vivir el viaje con plenitud.
Y esto tiene toda la pinta de seguir así e incluso, por qué no, ir a mejor si cabe.
La semana que viene os sigo contando.

Por último comentaros que durante este segundo mes se han recaudado 100 € a través del número de cuenta del Blog. Es poco o es mucho? Pues ambos. Ya dije que todo lo recaudado será de gran ayuda para la escuela Balykian de Gorkha, y aunque podríamos recaudar más ayuda, el viaje aún tiene muchos meses por delante. Que estoy en la primera etapa aún!!! Hay tiempo para todo. Ahora mismo dos de los fundadores de Balabalika, Rafa y Bego, están en Gorkha y en breve nos mandarán algunas fotos y vídeos del lugar. La compartiré con vosotr@s en cuanto las tenga.

Un besote grande.
Buen camino.
Namaste. 

domingo, 19 de junio de 2016

CAMBIANDO DE PLANES EN LA PENINSULA DE LOS BALCANES



12/06/2016 Dia 50 (Descanso en Mostar)

El día lo destinamos para recorrer Mostar, probar el café bosnio y su tradicional forma de prepararlo, seguir saboreando los bureks (tipo de pastel salado hecho con pasta filo rellenas de queso, carne, espinacas,…), cruzar el Stari most o puente viejo, empaparnos de la lluvia por fuera y la cerveza por dentro y al fin y al cabo destinar el dia para lo que mas nos apetece: descansar.
Mañana nos espera la etapa reina de esta semana. 126 kilometros para llegar a Sarajevo. En medio, un par de puertos duros y la predicción de un tiempo de perros. Ya sé que no hay que confiar mucho de las predicciones, al final no son para tanto, pero no puedo evitar sentirme algo intranquilo ante la paliza que me espera. Espero dormir bien y despertarme a tope.



13/06/2016 Dia 51 (Mostar - Sarajevo)
Me levanto a las 7  preparo mis cosas. Compro unos dulces para el desayuno y unos bureks para el camino. A las 9 estamos listos para comenzar el viaje.
La salida de Mostar trascurre sin demasiado tráfico. Pedaleamos a la vera del rio Neretva, que nos acompañará gran parte del día de hoy. El tiempo nos vuelve a acompañar, luce el sol, y eso nos aporta la confianza que tal vez ayer nos faltaba.
La carretera se va llenando de automóviles pero no es especialmente peligrosa. Cruzamos muchos puestitos callejeros de fruta y verdura de temporada atendidos por señoras de cierta edad. A mi paso, una de ellas me saluda con la mano y me regala una de las sonrisas más bellas que he recibido durante el viaje. La respondo e intento grabar en mi mente esa sonrisa humilde, inocente, espléndida.
A lo largo del viaje son muchísimos los coches y camiones que nos pitan y saludan, sacan la mano de la ventanilla, nos hacen fotos. Nos sentimos agradablemente acompañados aunque pronto comenzamos a cruzar una sucesión de túneles que a pesar de estar iluminados no son de nuestro gusto. Intentamos pasarlos acelerando el ritmo pero algunos son largos y a mi se me hacen pesados. David tiene un ritmo más alto y le pierdo de vista al mismo tiempo que las pendientes comienzan a acentuarse. Voy disfrutando del camino, de las vistas, estamos rodeados de montañas majestuosas, cubiertas de vegetación abundante de un color verde oscuro melancólico.
A las 2 decidimos parar para comer, justo antes del primer puerto duro del día. Me meto todo lo que me cabe, burek, bocata de mortadela, fruta,…y hasta un café que me pide el cuerpo, perezoso por lo que le viene.
Decidimos que David me esperará en Sarajevo, pues parece que va a llover y no queremos que arriba del puerto se quede helado esperando. Comenzamos la ascensión y pronto le pierdo de vista nuevamente. Seguido comienza a llover pero es una lluvia ligera. La gente sigue saludandome y si me cruzo con alguien que no me sonrie, al sonreirle yo me ofrece un caluroso saludo. Algunos bromean y me llaman Armstrong. Espero no haberme dejado la crema del café en la nariz…
La cosa se pone fea, con pendientes largas y cada vez más duras, pero pongo un ritmo suave y poco a poco avanzo. Aprovecho los descansos para grabar con la Go Pro y echar alguna foto. Hora y media después llego a lo alto y comienza una bajada divertida. La pena es el frio que tengo, así que hago el truco de la vieja escuela, papel de periódico en el pecho, la barriga y los riñones. Parece que llevo el mejor abrigo del mundo, ni gota de frio. Y ahora si que disfruto. Hay niebla y no aprecio muy bien la vistas pero me las imagino. Imaginación al poder!
Comienzo el segundo puerto, que realmente son un par de pendientes de relativa facilidad y pronto me encuentro descendiendo hacia Sarajevo. A 20 km paro para comer algo y tomarme un chocolate caliente de máquina. Lo de menos es el sabor. Solo quiero algo caliente.

Arranco de nuevo hacia Sarajevo y la entrada a la ciudad es interminable. Muchos kilometros para llegar al centro de la ciudad. Pero estoy emocionado. Sarajevo al fin!! A primera pasada no me parece una ciudad espectacular pero estoy seguro que encontraré su rincones mágicos.
Llego al hostal donde nos quedaremos estos días (no tenemos muy claro cuantos dias quedarnos. Yo creo que 2 o 3 y David quiere quedarse mas días). Son las 8 y solo nos da tiempo a ducharnos e ir a cenar algo. Yo estoy reventado, y cuando volvemos al hostal charlamos un rato con el dueño que está con sus amigos fumando una cachimba o argila. Una ve en la habita me tumbo y me quedo frito.

14 y 15/06/2016 Dias 52 y 53 (Descanso en Sarajevo) 

Nos levantamos y contemplamos las vistas de Sarajevo, una ciudad mayoritariamente musulmana. Nuestra ventana da directamente a una de las muchas mezquitas de la ciudad y pronto escuchamos la llamada al rezo. Estamos en el mes de Ramadan, y será muy curioso ver cómo lo viven aquí.
David no se encuentra muy bien, así que le llevo a la habitación algo para que coma y luego me voy a dar una vuelta mientras se queda durmiendo. Desayuno y me rapo el pelo en una peluqueria (hay muchisimas en la ciudad, y aunque también me quiere afeitar le digo que guarde la cuchilla que esta barba canosa pero atractiva no se toca ;-). Comienzo recorriendo la Stari grad o parte vieja de la ciudad y me encanta lo que veo. Se trata de una ciudad donde conviven musulmanes, católicos, ortodoxos y judíos y cuya historia no va a dejar de sorprenderme.
Llego a la esquina donde en 1914 mataron al archiduque Francisco Fernando de Austria (Franz Ferdinand) y a su mujer, lo que propició el comienzo de la primera guerra mundial. ?Quien no lo ha estudiado en el colegio? Otra cosa es quién se acuer... Yo no me acordaba que había sido en Sarajevo, pero ahora que estoy aquí mismo, sé que no se me va olvidar. Visito el museo situado en la misma calle del asesinato y me empapo de datos y parte de su historia. Intentaré no daros mucho la chapa pero algunos datos creo que merecen la pena.

Durante la segunda guerra mundial y el intento de las tropas fascistas croatas por invadir Bosnia se crea bajo la dirección del mariscal Tito, la conocida como segunda yugoslavia, una federación socialista que duró hasta 1991. A la muerte de Tito, a principios del siglo xx, y ante la gran supremacía Serbia, paises como Eslovenia y Croacia se declaran independientes y abandonan Yugoslavia, aunque en el caso de Croacia, después de numerosos conflictos y asesinatos. En Bosnia se desarrolla un referéndum y el 96% de los votantes lo hacen a favor de la independencia y es en este momento cuando los Serbios residentes en Bosnia, apoyados por el ejercito Serbio que era esencialmente el ejercito yugoslavo, comienza a atacar y a masacrar a la población Bosnia en su propio país. Pero la versión de lo Serbios es diferente y ellos declaran que fueron ellos los perseguidos dentro de Bosnia. Cada barrio cuenta la historia según le conviene, pero lo que no se puede cambiar son los hechos, los muertos y los daños de uno y otro bando. Se produce el sitio de Sarajevo, que durará 3 años, durante los cuales la ciudad queda incomunicada, rodeada por tropas serbias que diariamente bombardean la ciudad y causan miles de muertos y heridos. Tras visitar el museo de historia nacional y hacer un free tour por la ciudad,  me entero de algunas curiosidades de estos 3 años de asedio, como por ejemplo la existencia de un túnel que comunicaba la ciudad con el exterior y que pasaba por debajo del aeropuerto y que les permitió evacuar  a heridos e introducir armamento y provisiones. Bosnia no tenía ni ejercito cuando comenzó la guerra y tuvieron que organizarse rápidamente. La gente ante el peligro de usar las zona publicas para la cosecha de alimentos, comenzó a usar sus balcones para hacerlo. Cebollas, tomates, ajos… Hacían la vida en las cocinas de las casas, que era el lugar más seguro de las mismas, y allí comian, se calentaban y dormian. 3 añitos enteros. ¿Dónde estaba yo, me pregunto? Con 13 años escuchando las noticias como si se tratase de otro planeta, y era a la vuelta de la esquina... Finalmente en el año 1995 terminó el asedio en Sarajevo, aunque en algunos pueblos de Bosnia como Srevenika se produjo una cruel matanza de su población musulmana por parte del ejercito serbio.
Esto hace apenas 20 años. Aun hay edificios con huellas de los ataques. Parece mentira que haga tan poco tiempo de todo esto. A pesar de ello durante estos ultimos años Sarajevo ha sido nombrada ciudad mundial de la convivencia. En ella conviven bosnios, serbios, croatas,… musulmanes, catolicos, ortodoxos, judios. Llamadas al rezo, campanas que replican. Actualmente tienen 3 presidentes (uno musulman, otro catolico y otro ortodoxo) y esto hace que no se produzcan avances significativos políticamente hablando. Hay un 40% de paro y a pesar de todo esto al pasear por sus calles te sientes rodeado de simpatia, de respeto, de tolerancia y comunicacion. Burkas, tirantes, cachimbas, biblias y coranes pasean juntos por la ciudad. Y a todos ellos les gustan los helados. Así que me siento aceptado allá donde voy. Los musulmanes son mayoria, pero es muy curioso que son musulmanes europeos, es decir, blanquitos, vestidos como cualquier europeo. La mayoria de mujeres no van tapadas con velos ni nada por el estilo y aunque es ramadan los bares y resturantes están llenos a cualquier hora del día. El borboteo de las cachimbas y los dulces me atraen y paso estos días paseando, visitando, charlando con musulmanes, acudiendo a mezquitas en las que en vez de rezar a Ala me dedico a meditar, probando los maslanicas, los delek, bureks y cevapcicis. En fin, disfrutando de esta ciudad que me ha cautivado con los cinco sentidos.








David ha decidido quedarse unos días más y yo que mañana parto rumbo a Montenegro. Salimos un poco de jaia y lo pasamos genial por los garitos de la ciudad. Hay mucha marcha y se ve que a la gente le gusta divertirse. No nos explicamos muy bien como es posible que habiendo pasado solamente 20 años de la guerra y con un 40% de paro.la ciudad sea tan animada, no sea para nada peligrosa, no haya apenas gente pidiendo en las calles y todo el mundo vaya tan bien vestido…vamos, que los tirados somos nosotros que parecemos sacados de la gran evasión… Nos iremos con la intriga pero seguro que alguno me la resuelve pronto.
16/06/2016 Dia 54 ( Sarajevo - Foca )
Me despierto temprano y doy un ultimo paseo por Sarajevo. Hago unas compras y quedo para desayunar con David. Nos damos un buen homenaje y nos despedidos con cierta pena. Han sido 10 dias magnificos de viaje acompañados y estamos seguros que nos vamos a volver encontrar, lo que no sabemos muy bien es dónde. Pero es solo un hasta luego, eso está claro. Cuando nos hemos despedido y me subo a la bici, comienza a llover, como si de una señal se tratase. Nos miramos y nos echamos una risas. Decidimos hacernos un café y esperar un rato. Al de media hora ya ha escampado y ahora sí, me voy.
Salgo de Sarajevo algo extrañado, como si me faltase algo. Es la primera vez que estaba dos dias enteros sin coger la bici. Los extrarradios de Sarajevo son muy diferentes al centro cosmopolita aunque sigo sin sentir ni un leve peligro. Entre mi mapa y alguna indicación de algun viandante voy tomando las carreteras que poco a poco me sacan de la ciudad. El viento hoy juega en mi contra y recuerdo aquellos vientos franceses. Woww han pasado ya tantos días y tantos kilómetros desde esos pimeros dias que no me lo creo.Ya he pasado el ecuador del viaje y parece que fue ayer cuando preparaba a Polaris por primera vez.

La carretera es tranquila y las pendientes bastante asequibles, hasta que oppss comienza un puerto que me tiene entretenido algo más de hora y media. Como mientras pedaleo nuevamente, hasta que 20 km antes de mi destino decido que tengo que descansar algo. Me tomo una cocacola (la segunda del viaje) y como algo que llevo en las alforjas. Retomo el camino y a eso de las 7 llego a las afueras de Foca donde encuentro un sitio junto al rio Tara donde acampar. No me apetece cocinar, así que me abro unas latass de atun y me las zampo, en plan vago total. Luego algo de fruta. Cereales con leche. Unas galletas. Lo sé…. Mal hecho, peeeeero tengo un estómago hecho a pruebas de balas. Gracias abuela por la herencia!
17/06/2016 Dia 55 ( Foca - Stepen  )
Hoy es la etapa reina de este tour, o así parece. No serán muchos kilómetros (78km) pero sí habrá bastante desnivel acumulado.
A las 9 estoy en marcha y desde el kilometro 1 no hago más que subir. Las pendientes van aumentando hasta llegar al 12%. Me paso así gran parte de la mañana. Tirando hacia arriba,contra el viento, que está peor que ayer y en un par de ocasiones a punto está de sacarme de la carretera. Las subidas con el viento en contra se hacen interminables y con lo despacio que voy se trata más bien de un ejercicio de equilibrio más que de fuerza bruta. Se aquí al circo del soleil.
A las 2 estoy descendiendo y al rato vuelta a subir. Paro y como lo poco que me queda. Por aquí no hay casi tiendas donde comprar. Solo me he cruzado con casas perdidas y algun restaurante al que he decidido no entrar, así que me toca comer lo que hay. Sigo el viaje, cruzo un parquen nacional y contemplo sus picos nevados, sus crestas mirándome desde el infinito, yo, un simple caracol sudoroso, os saludo.

A las 6 llego a mi destino. Lo que yo creía que iba a ser un pueblito, resultan ser 10 casas desperdigadas. No hay tienda ni bar ni nada pero me da igual, aquí me quedo, no me da el cuerpo para más historietas. Pido en una casa agua, y me llenan los bidones. Avanzo un poco y veo una iglesia ortodoxa. Parece un sitio tranquilo y buscando el lateral que me refugie del vientazo, me monto el chiringuito. Ceno pasta cocida, con sal y chorrito de aceite. Casi medio kilo. Me hubiese comido un kilo entero. Pongo la tienda, y a las 8 estoy dentro. Gabon.

18/06/2016 Dia 56 ( Stepen - Brgat Donji )
La noche ha sido movida. El viento golpeaba la tienda y me he despertado varias veces. Me ha costado dormirme nuevamente. Estoy volviendo a soñar miuchísimo y me supone un agradable ejercicio el recordar los sueños a las mañanas y pensar qué carajo quieren decir.
Desayuno cereales con agua y a tirar millas. Hoy el viento se ha callado al fin y pedaleo fresco y con ritmo. Decido que ya que estoy camino de Montenegro y que voy a pasar tan “cerca” de Dubrovnik me voy a desviar y voy a conocer la perla del Adriático, que narices. Ya que estoy aquí no me voy a  quedar sin verla. Tengo ganas, tiempo y fuerzas de sobra para llegar a ella. Vamos allá!!!! En dos horas llego a Bileca, donde hago unas compras salvajes (qué malo eso de ir a comprar con hambre) y me tomo mi tiempo para comermelo todo. Es una burrada así que dejo un trozo de burek y alguna cosa más para la comida.
Vuelvo a arrancar, esta vez dirección a Trebinje. De nuevo con las subiditas... Las vistas son maravillosas, bordeo un lago inmenso y aprovecho para grabarles un video a Matxalen, que ayer fue su  cumple, y a Sergio, Rakel y Joli. Ayy mis queridos Frágiles, pronto nos reuniremos de nuevo!! Los últimos 5 km descienden espectacularmente hacia esta ciudad de mayoría Serbia, y que ya se siente próxima a Croacia. Hay muchos turistas y mucho comercio. El pueblo tiene un puente famoso construido por el imperio otomano a finales del siglo XV y yo después de cruzarlo con Polaris me voy a un bar y me tomo una birra. Error. Con la paliza de estos dias me da un sueño que no paro de bostezar. Busco un banco en un parque público y me tumbo un ratillo junto a un señor que toca el saxofón. Me adormilo y al rato el señor se me acerca y comenzamos a charlar. Es de Macedonia, gitano con orgullo y dedicación. No se cree que venga desde España. Me dice que aquí muchos saben castellano porque todos ven series españolas, como por ejemplo Graciela, Señora Maria, Amparito,… Yo le intento explicar que deben ser sudamericanas pero no parece entenderlo muy bien. Acabo aceptando las series como mis preferidas y hasta recordamos anecdotas de algun capitulo. Jajajaj me meo!! En un rato va a tocar a la entrada de una boda y me invita a ir a oirle. Así hago. Luego nos despedimos.
Dirección a la frontera Bosnia con Croacia no se ve a nadie. Es todo sequísimo y no puedo desviarme ni para buscar un sitio para dormir ni para echar un carajón ya que esta zona esta llena de las advertencias de minas antipersonales puestas durante la guerra de Yugoslavia y aun sin desactivar. Así que aprieto el culo como si llevase cremallera y aurrera!!
Subidas de nuevo, no podía ser de otra forma. Finalmente, antes de la frontera, una bajada espectacular. Junto a la de Mónaco, una de las más divertidas. Cruzo la frontera y un par de kilómetros después veo una iglesia en un desvío. Tomo el camino y llego a una iglesia con un cementerio.

El lugar perfecto para pasar la noche. Dejo las cosas, me alejo para echar una plasta, vuelvo más relajadito, me hago la cena, leo, me ocupo de Polaris, veo atardecer (a veces, sin duda alguna, la realidad gana a la ficción) y me voy a sobar. A las 10, como un tronco pero esta noche me vuelvo a despertar varias veces, soñando y costándome dormir nuevamente. Finalmente caigo inconsciente.

19/06/2016 Dia 57 (Brgat Donji - Dubrovnik)
Arriba a las 6 y después de meditar un poquito, rumbo a un camping a las afueras de Dubrovnik, que el que hay en la ciudad tiene un precio que ni con las tarjetas black. En apenas 30 minutos estoy en el. Es un camping cutre y barato, como anillo al dedo! Pongo la tienda, me ducho, que después de 3 dias de acampada libre lo necesitaba urgentemente, hago colada y algunas compras.
El cielo está plomizo y amenaza con llover pero me voy a Dubrovnik a ver qué tesoros tiene que mostrarme. En efecto se trata de una ciudad con mucho encanto. El imperio otomano la respetó y decidió no conquistarla a cambio de que pagasen un tributo anual pero en el año 1667 sufrió un terremoto que además de llevarse a gran parte de la población destruyó gran parte de la ciudad. La reconstruyeron hasta que hace 20 años nuevamente fue destruida, esta vez por el ejercito Serbio. Eso sí, han hecho un trabajo asombroso para levantarla de nuevo.

He pasado el día paseando por sus calles, esquivando tantos turistas que como yo invaden la ciudad y buscando los sitios más tranquilos para sentarme y descansar un rato. Y he paseado por Desembarco del Rey!! Los que sigan Juego de Tronos sabrán de lo que hablo. Jajaja me ha encantado imaginarme a los Lanister por allí,,, Eo sí, que nadie me diga nada de los nuevos capítulos de la 6 temporada!!!!! No quiero saber nada hasta que vuelva!!!!! EN TEN DI DO???? ;-)


Os dejo. La próxima semana se preenta interesantona. Seguiré conociendo Dubrovnik,  llegaré a Montenegro y seguido pasaré a Albania donde me reuniré con mi amiga Melita, en su segunda casa, Tirana.¿Queréis estar al tanto de todo y saber lo que se ha recaudado después de dos meses de viaje? Pues el próximo domingo tenéis una cita!!