jueves, 11 de mayo de 2017

ENTRE PAPELES Y FRONTERAS


28 de ABRIL – 11 de MAYO (DOGUBAYAZIT) O KM

Esta semana no os puedo contar muchas cosas nuevas, o por lo menos en cuanto a lugares nuevos se refiere. Básicamente porque no me he movido del Kurdistán, o mejor dicho de Dogubayazit.

Dogubayazit se trata de una ciudad fronteriza, a 30km de Iran, y muchas de sus calles son un cúmulo de arena, polvo y suciedad. La primera impresión es la de una ciudad sin personalidad, sucia y medio derruida, atosigada por el numeroso tráfico que se dirige hacia Irán y camino contrario. En un primer momento me impresionó negativamente. 



Pero según pasaron los días y fui descubriendo su centro urbano, sus rincones, sus puestos de comida de los que me hice fiel visitante,la vidilla del día a día… la ciudad fue tomando otro color y ya nada me parecía ni tan gris ni tan feo ni tan peligroso. Como hasta ahora, ningún problema con nadie, ningún susto, ningún contratiempo serio. Según pasaban los días y la gente me seguía viendo por aquí, se creaban más contactos, más conversaciones que me iban haciendo el día a día más entretenido.






Algo que me ha llamado la atención mucho en toda esta zona del Kurdistán es el gran número de niñ@s que ves trabajando o entretenidos en las más variadas ocupaciones. Una vez dejé Erzurum, comencé a ver muchos menores trabajando en el campo. Me imaginé que como en muchos otros países, los menores en vez de ir al colegio, se quedan en el campo o en casa ayudando a sus padres. Pero en los pueblos y ciudades sucede lo mismo. Niñ@s trabajando en restaurantes, tiendas de cualquier servicio, peluquerías, cargando, descargando, buscándose la vida en la calle, vendiendo clinex,… Bastante chocante, pero fiel reflejo de la situación actual de una comunidad con muchas necesidades. 


Llegué a Dogubayazit el 28 de Abril, hace ahora dos semanas. Me habían enviado el pasaporte desde Madrid hacía ya una semana así que esperaba recibirlo en unos días y poder entrar a Iran a principios de Mayo. Pero como pasa muchas veces con los planes, se fueron al traste en un suspiro.  Varios puentes en Madrid, otros en Turquía, la lentitud de correos y la retención del pasaporte por parte de la policía en Estambul han hecho que a día de hoy aún esté en el Kurdistán. 
Pero no por mucho tiempo!! Esta mañana me ha llegado al fin y mañana sí que sí (cruzo hasta los dedos de los pies) entro a Irán. 


No tenía planeado quedarme tantos días aquí, entre otras cosas porque no hay mucho que hacer, pero como he dicho muchas veces, hay que adaptarse, ser flexible con lo que te depara el camino, ver siempre el lado positivo... ¡¡A tomar de mi propia medicina!! 

Después del primer bajonazo cuando me enteré de mi obligada espera, hice un plan de emergencia ¡¡¡"¿Qué voy a hacer aquí tanto tiempo?!!!" 

Y me propuse los siguientes planes:

-         - Visitar el palacio/fortaleza/mezquita de Ishak Pashá, en la colina del monte Ararat.






-         - Pasear por Dogubayzit, tomar cay, visitar sus bazares, probar su gastronomía,…



-           

-         - Poner al día el Blog, actualizando lo que estoy haciendo estos días así como todo lo relacionado con los avances realizados ya en Nepal (Echad un vistazo a PROYECTOS EN NEPAL/COLABORA)

-     - Hacer alguna visita a Alican y su familia, con los que pasé los primeros días, pero la barrera del idioma es algo que con el paso de los días se convirtió en un problema. Decidí por lo tanto venirme a Dogubayazit, que es una ciudad más barata y donde dejé la bicicleta y alforjas, e ir de vez en cuando a Igdir a reunirme con él.

-         - Escribir un par de cuentos que me llevaban tiempo rondando en la cabeza.

-        - Leer, leer y leer.  Ahora estoy enganchadísimo a “León el afriano” de Amin Malouf. 

-         - Comer sano y coger algún kilo extra para el viaje.

-         - Descansar para ver si se me pasan algunas molestias que arrastro en una pierna desde hace varias semanas.

Así que durante los días que he estado aquí apenas me  aburrido un segundo. Era consiente que en un futuro me acordaría con humor de este alto en el camino y quería recordarlo con una sonrisa. Es verdad que ha sido inevitable tener momento malos, de bajón, por estar solo y viendo cómo el viaje se retrasaba pero tenía que mantener la calma y el buen humor. Lo más duro era no saber cuánto tiempo iba a tener que esperar, esa incertidumbre que incluso me hizo pensar en regresar a casa y sacarme un pasaporte nuevo..uffff...

Pero ya está todo resuelto. Ahora mismo lo preparo todo y mañana a primera hora me voy hacia la frontera con Irán. Que ya hay ganas!! El siguiente post será desde la antigua Persia, país mucho más que milenario, con una cultura antiquísima, una historia muy interesante y una actualidad muy controvertida. Este mes son las elecciones así que las viviré desde su matriz. Os iré contando todas las aventuras y desventuras que viva en este país que encontró en Alejandro Magno el fin de su expansión a occidente. De no haber sido así en vez de habernos contado la historia los griegos lo hubieran hechos los persas y a saber dónde y cómo estaríamos ahora.

Hasta de dentro de un par de semanas!!
Sigo el camino...
























5 comentarios:

  1. Animo Gergori, la gente de Esnatu te saluda. por un mundo mejor.

    ResponderEliminar
  2. Con tanto paron entre post y post hasta me olvide de ti jaja...en breve tiene que caer otro post. Espero que vaya perfecto figura

    ResponderEliminar
  3. Animo gergori!! Desde quecompartimos lo de calasanz en santurtzi atento me tienes a la página. Espero que vaya genial!!

    ResponderEliminar
  4. Primoooo, estamos esperando nueva lectura. Un musutxu muuu handi

    ResponderEliminar
  5. Primoooo, estamos esperando nueva lectura. Un musutxu muuu handi

    ResponderEliminar