jueves, 30 de noviembre de 2017

LA CULMINACIÓN DE UN SUEÑO

Hoy es jueves 30 de Noviembre y hace ya 3 meses que regresé de Nepal. Me ha tomado bastante tiempo escribir este post y poder cerrar esta aventura. Necesitaba hacer una valoración final del viaje pero he querido respetar mi momento, sentarme a escribir con las mismas ganas que lo hacía durante el viaje y aprovechando el paso del tiempo, tomar una mejor perspectiva para valorar más objetivamente todo lo conseguido. Aquí voy.

Desde mi vuelta las preguntas más repetidas han sido dos: Si no me pasó nada malo y si no me dolía el culo. La segunda respuesta es evidente, sí, bastante, los huesos de mi culo mantuvieron una amistad de amor-odio con el sillín Brooks y bueno, finalmente parecen que no hicieron muy buenas migas. 
La primera pregunta es siempre más difícil de responder. ¿Qué puedo considerar como algo "malo"? Por supuesto que hubo momentos duros, difíciles, tensos en  los que hubiese deseado estar en cualquier sitio menos de viaje, pero con el tiempo he podido comprobar que no me sucedió nada realmente grave y que todos los sucesos que viví contribuyeron a hacer aún más rico el viaje si cabe.

Ha pasado ya más de un año desde que recorrí los primeros kilometros pero al cerrar los ojos, a menudo me reencuentro con muchas de las personas que conocí durante el viaje; Cierro los ojos y me veo cruzando fronteras, cocinando en lugares insólitos, acampando a la luz de la luna o en alguna gasolinera ruidosa, pedaleando por carreteras bulliciosas, caminos de tierra y polvo, ciudades inertes o acogedoras,... Disfruto cerrando los ojos y viajando a los recuerdos de estos meses pasados, pero no sería sincero si no puntualizase que soy igualmente feliz cuando los abro y me descubro aquí donde estoy. A mi entender, este es uno de los éxitos del viaje en sí mismo.
Durante el viaje he aprendido a ser paciente, a confiar más en mí mismo y en el curso de la vida, a adaptarme a situaciones inverosímiles, a confiar en gente desconocida, a madurar ante el paso de la vida. Le doy mil gracias a la vida por los tantos regalos que me ha brindado.

El paso de la vida nómada a la sedentaria se ha tratado de un proceso muy especial. Estos meses desde mi vuelta han sido un no parar y la verdad es que  no he tenido tiempo para recrearme mucho en los recuerdos y ensoñaciones del viaje. Ahora supuestamente llevo una vida sedentaria, pero cuando se vive en una ciudad es difícil no ser engullido por las redes de stress, ruido y estímulos variados. No se trata de algo negativo pero sí potencialmente peligroso. Hay que hacer un ejercicio diario de consciencia para no olvidar que hay un más allá detrás del cemento que se expande, que el sol sale y se oculta todos los días aunque la torre de Iberdrola lo oculte, que hay un silencio latente que sana y enraiza con el mundo.

Como ya sabréis los/as que habéis seguido el blog, en general estoy muy satisfecho con la realización del viaje. Aún así quiero definir qué aspectos podría haber organizado mejor. La experiencia es un grado y seguro los tendré en cuenta si en el futuro vuelvo a hacer un viaje parecido:

 - Un viaje de este tipo es normal comenzarlo con dudas e incertidumbres (faltaría más!). No hay que asustarse por todos los miedos que surgen en las semanas previas. Solamente cuando comienzas la aventura te percatas de la función que tenían esas dudas. Es fundamental también otorgarle un cierto protagonismo a la improvisación y poder viajar receptivo a lo que el camino ofrece al viaje. 
Eso sí, hay en un aspecto para el que recomiendo una buena organización. Si vas a cruzar países en los que necesites conseguir visados, organízatelo bien y no lo dejes todo al azar. Podrás ganar tiempo y evitar esperas inútiles varado en lugares fronterizos poco apetecibles. En la web www.caravanistan.org se pueden encontrar actualizados la mayoría de requisitos para obtener los visados de los países de Asia. En mi caso podría haber ganado tiempo si hubiese obtenido antes el visado de Uzbekistán o si hubiese solicitado antes el de Iran, pero de todo se aprende.

- La ruta hay que llevarla decidida a grandes rasgos pero no hay que desestimar las nuevas rutas que pueden surgir durante el viaje. En mi caso, me encontré con muchos viajeros que venían en dirección contraria y gente de la zona, que me dieron interesantes recomendaciones  y que hicieron que cambiase mi ruta durante varios días o semanas. Estas decisiones hicieron que llegase a conocer los sitios más espectaculares del viaje.

- El material imprescindible es el siguiente: Tienda de campaña de 3 o 4 estaciones autoportante, saco de dormir de calidad cuya temperatura de comfort ronde los 0ºC (eso sí, dependerá de la estación y el lugar al que vayas a viajar), esterilla hinchable, stove multifuel (Poder cocinar con gas, gasolina sin plomo, diesel, parafina,... es un lujo cuando en países por los que viajas no es fácil encontrar bombonas pequeñas de gas) , una buena olla/sartén, ropa de abrigo (poca pero buena), herramientas con las que reparar averías básicas de tu bicicleta, chancletas cerradas (para usar tanto en la bici como a la hora de descansar, bañarte en un rio, en una ducha sucia,...), un power bank que permita cargar tus dispositivos electricos, crema de sol, Bolsas estancas donde no entre el agua y en las que puedas llevar documentos importantes, objetos de valor y algo de ropa, y por último, cámaras de repuesto para la bici, o en su defecto parches y bomba de aire. Por supuesto que hay muchas cosas más que deberás llevar a tu viaje, pero de estas no puedes olvidarte.

- El material que me he arrepentido de haber comprado o llevado: Un GPS Garmin (me he apañado perfectamente con los mapas de carreteras), zapatillas de repuesto (con unas zapatillas y las chanclas hubiese sido suficiente), Libros de papel (para un viaje así recomiendo el libro electrónico), ropa de más (Lleva lo estrictamente necesario. NO estás de boda y usarás lo básico. Evita el error de llevar peso de más. Lo vas a cargar tú).

- Si no quieres tener que dormir siempre en la tienda de campaña y no te da pereza estar pendiente del movil, inscríbete en couchsurfing o mejor aún en Warmshowers. Son páginas donde podrás encontrar personas que ofrecen gratuitamente una cama, sofá o trozo de suelo donde hospedarte. Yo lo he usado poco porque al final requiere estar pendiente del movil para escribir las peticiones y responder a las demandas,pero en unas cuantas ocasiones me ha sido muy útil. He conocido a gente que viajaba sin tienda de campaña y la mayoría de noches las pasaba con gente de estas redes. Cada uno/a tiene una forma de viajar y todas son válidas. ¿No tienes curiosidad de saber cuál es la tuya? ;-)

- Por último, recordar que hay diferentes motivaciones por las que realizar un viaje de estas características: Por puro placer y disfrute, por conocerse mejor a uno/a mismo/a (y a la persona con la que viajas, si lo haces acompañado), por una causa solidaria, por escapar de la rutina del día a día, por una apuesta, por huir de la justicia,... Cada cual es un mundo. Como ya sabéis, en mi caso el viaje nació motivado por dos razones: Por un lado,experimentar lo que supone viajar en bicicleta a lo largo del mundo -con todos sus beneficios e inconvenientes- y por otra parte, aprovechar la repercusión que obtendría el viaje para colaborar con las tareas de reconstrucción de varias escuelas nepalíes. Con la ayuda recaudada durante el viaje pudimos ayudar a la Asociación Hugging Nepal en la construcción de la escuela Lamagaun y a la Asociación Ear care Nepal en la construcción de las escuelas de las aldeas Bihi y Chumling en el distrito de Gorkha. Me siento muy orgulloso de haber contribuido entre todos/as a la mejora de la calidad de vida de los/as alumnos/as que acuden a estas escuelas. El haber podido culminar el viaje visitandolas supuso poner el punto final al proyecto. Podría heber hecho muchas cosas mejor, haberlo difundido mejor, buscar más patrocinadores,... Ha habido momentos que me he visto desbordado por los preparativos y ha habido muchos flecos que no he podido definir como quería, pero de una u otra forma he hecho mi viaje, como he querido y/o he podido y a día de hoy me siento muy orgulloso de la experiencia que he vivido y lo que ha supuesto para muchas personas. 

Me he traído miles de aprendizajes y valores, recuerdos e ilusiones. Pero también varias decepciones: las religiones y las fronteras. A lo largo del viaje, todos los problemas, odios y enfrentamientos entre comunidades se debían a su creencia religiosa o al nombre del suelo que pisaban. Cristianos contra protestantes, Protestantes contra musulmanes, musulmanes contra hinduistas, hinduistas contra budistas, budistas contra musulmanes en nombre de un Dios inventado por los hombres. Europa contra Turquía, Turquía contra el estado Kurdo, los kurdos contra los iranies, estos contra los irakies, aquellos contra lo sirios,... todo por defender una tierra al que otros pusieron nombre y a la que nadie tiene el derecho de poseer o poner bandera alguna. Hay una sola tierra y esta es de todos/as. 

A menudo me preguntan con qué lugar de todos los recorridos me quedaría. Es complicado de decidir pero si tuviese que elegir alguno sería la costa de Croacia, Bosnia, Tuquía e Irán. Sin olvidarme de La India, donde más estímulos por segundo pude experimentar.
También sufrí una pequeña desilusión en Nepal, donde comprobé que si no es a cambio de algo es casi imposible encontrar a alguien que quiera ayudarte. Muchas son las razones de este cambio que está sufriendo el país y muchas de ellas se encuentran en su Gobierno, en la actitud pasiva de sus ciudadanos y en las ONGS y Asociaciones que han hecho de Nepal un país dependiente cuyas principales fuentes de ingreso son las divisas provenientes del extranjero, la ayuda internacional y el turismo.

Podría enredarme en detallar más experiencias y opiniones pero prefiero dejarme cosas en el tintero para charlarlas personalmente con todos/as aquellos/as interesados/as. Sí me gustaría daos las gracias por haber seguido mis pasos durante los meses del viaje. Yo he disfrutado mucho contándoos mis impresiones en lo que ha sido un gran ejercicio de concreción. Me alegro que hayáis querido recorrer conmigo muchos de los kilómetros de este viaje. Ojalá en el futuro haya más aventuras que contar.

Gracias a los que patrocinasteis muchos de los gastos que he afrontado durante los meses de viaje: 

BBK OBRA SOCIAL
LANCOR MOTORES ELECTRICOS 
AUTO NERVION 
CARLETTI SPORTIVO
TALLER BICI BILBAO
BASKONIA SPORT

Y gracias a los que colaborasteis para que la reconstrucción de las escuelas de Gorkha y Nuwakot fuese una realidad: 

NER GROUP
GRUPO ESNATU DEL BARRIO SAN JUAN 
ALKARTU IKASTOLA 
SAN JOSE DE CALASANZ IKASTETXEA 

y en especial a tod@s los que habéis hecho vuestras aportaciones de  forma individual y discreta.



Gracias a tod@s los que me habéis apoyado con vuestro ánimos, con las palabras de apoyo, de admiración, de duda e incomprensión, porque al explicaros muchas cosas yo también las he terminado comprendiendo.  

                                                              ¡¡HASTA LA PRÓXIMA!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario